Morfema Press

Es lo que es

Quién es Jean-Luc Mélenchon: el político de izquierda que quiere sacar a Francia de la OTAN y apoya al chavismo

Comparte en

Jean-Luc Mélenchonlíder de La Francia Insumisa (La France Insoumise), ha tenido una trayectoria política influyente y polifacética, caracterizada por su inquebrantable ideología de izquierda y su enfoque combativo. Nacido el 19 de agosto de 1951 en TángerMarruecos, Mélenchon emigró con su familia a Francia durante su niñez y creció en la región de Jura. Estudió filosofía en la Universidad de Besanzón, involucrándose activamente en movimientos estudiantiles y sindicales, particularmente con la Unión Nacional de Estudiantes de Francia (UNEF).

Infobae

Inició su carrera política en el Partido Socialista (PS) en 1976, y pronto ascendió en sus filas. Fue elegido senador por el departamento de Essonne en 1986 y mantuvo el cargo hasta 2009. Durante su tiempo en el PS, Mélenchon asumió varios roles, siendo el más destacado el de ministro delegado de Enseñanza Profesional en el gobierno de Lionel Jospin entre 2000 y 2002.

Insatisfecho con la dirección moderada del PS, Mélenchon decidió en 2008 fundar el Partido de Izquierda (Parti de Gauche), alineándose con el Partido Comunista Francés para formar el Frente de Izquierda (Front de Gauche). Sin embargo, su verdadero renombre se consolidó en 2016 con la creación de La Francia Insumisa, un movimiento que agrupa a diversos sectores de la izquierda y promueve una plataforma anti-neoliberal.

Mélenchon se ha presentado como candidato presidencial en 2012, 2017 y 2022. En la elección de 2017, logró un significativo 19.58% de los votos en la primera vuelta, quedando en cuarto lugar. Su plataforma incluye propuestas contundentes como la convocatoria de una Asamblea Constituyente para establecer una VI República que sustituya la actual V República, con el fin de reformar profundamente las instituciones políticas y promover una democracia más directa y participativa.

Entre sus políticas destacan la implementación de un salario mínimo de 1.400 euros netos mensuales, una reforma tributaria para gravar más a las grandes fortunas, la transición hacia un modelo económico ecológico que favorezca las energías renovables y el rechazo al uso de la energía nuclear. Además, Mélenchon aboga por la salida de Francia de la OTAN y renegociar los tratados europeos para priorizar la soberanía nacional y la solidaridad entre los pueblos.

A nivel internacional, Mélenchon ha expresado un fuerte apoyo a los movimientos de izquierda en América Latina, especialmente al chavismo en Venezuela, lo que le ha ganado tanto críticas como admiración. Es conocido por su postura crítica hacia las intervenciones militares occidentales y aboga por un mundo multipolar.

La retórica de Mélenchon es firme y combativa, lo que lo convierte en una figura polarizadora, pero también un orador carismático capaz de movilizar a las masas. A pesar de enfrentar diversos desafíos, incluidos problemas legales derivados de acusaciones de presunta financiación ilegal de campañas y comportamientos agresivos hacia la prensa, ha mantenido una base de seguidores comprometidos.

En su más reciente campaña presidencial en 2022, Mélenchon volvió a captar una significativa fracción del electorado, consolidando su posición como un referente insoslayable de la izquierda francesa. Su capacidad para articular un mensaje claro y resonante, que aborda las preocupaciones económicas, sociales y ambientales de una gran parte de la población, reafirma su relevancia en la escena política actual.

Tras conocerse los resultados de este domingo, fue el primero en celebrar la victoria del Nuevo Frente Popular, en un acto que tiene mucho de simbólico: en una coalición muy fragmentada, e incluso enfrentada entre sí. Su aparición fue un intento por posicionarse como el rostro visible de esa formación, y por tanto como posible candidato a primer ministro. No fue sutil al respecto: “El presidente debe inclinarse y admitir esta derrota, sin intentar eludirla de ninguna manera”. “El primer ministro debe irse. Las urnas han decidido. El Nuevo Frente Popular está listo para gobernar”, anunció, ante una multitud eufórica.

Sin embargo, es muy poco probable que el elegido sea él: es todo lo contrario a un candidato de consenso, tan odiado por la coalición de centro de Macron como por su propia coalición.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Scroll to Top
Scroll to Top