Es lo que es

Las alucinantes dimensiones del nuevo barco carguero más grande del mundo: 24.116 contenedores en un viaje

Comparte en

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Vía Xataca

Nuevo titán de los mares.

El astillero chino Hudong Zhonghua Changxing Shipbuilding —parte del conglomerado CSSC— acaba de botar el gigantesco buque MSC Tessa, un coloso de los mares que se convertirá en el portacontenedores más grande del mundo. Eso sí, por la mínima.

El nuevo barco fabricado para la naviera MSC no diferente en tamaño de otro gigante estrenado hace poco, el Ever Alot, pero sí lo aventaja en un dato clave que le permite hacerse con el récord: capacidad.

MSC Tessa tiene una eslora de 399,9 metros por 61,5 de manga, medidas similares a las del portacontenedores Ever Alot. Varía, eso sí, su carga. A bordo del MSC Tessa pueden apilarse, en concreto, la friolera de 24.116 TEUs —un TEU, siglas de Twenty-foot equivalent unit, equivale a la capacidad para transportar un contenedor estándar de 6,1 metros—, lo que supone 112 más que los que puede mover el Ever Alot. La ventaja es mínima, sí, de apenas el 0,5%; pero suficiente para marcar la diferencia.

Lograrlo ha obligado a los ingenieros a volcarse con sus planos.

“Si bien las dimensiones principales no han cambiado, el equipo de diseño de portacontenedores de la compañía ha optimizado la superestructura del barco, mástil de radar y otros diseños relacionados de acuerdo con las características de las rutas operativas del dueño del barco”, anota CSSC. La firma Hudong Zhonghua está detrás también de los grandes buques Ever Alot o Ever Apex.

Tecnología para ahorrar costos

Para facilitar el transporte de la carga y la eficiencia energética, estos grandes portacontenedores —de tipo Hudong— incorporan algunas innovaciones relevantes en puntos como la proa y las hélices. El MSC Tessa cuenta de hecho con un sistema que genera burbujas y reduce la fricción con el agua mientras navega. Resultado: un ahorro de entre el 3 y 4% en el consumo de combustible. Va de Barcos precisa que incorpora un motor diésel convencional WinGD-11X92 de 70.000 kW.

Si se cumple el cronograma que maneja el astillero el nuevo portacontenedores se entregará antes de que finalice 2022. No es el único titán que se sumará a la flota de la naviera MSC. La empresa ha encargado otros tres navíos al astillero chino y al menos dos de ellos ya arrancó en los diques secos de Hudong Zhonghua en junio, tras el bloqueo causado por las medidas contra el COVID-19.

Aunque puedan destacar por su tamaño y capacidad MSC Tessa, Ever Alot o Ever Apex no son casos aislados. Ofrecen los casos más recientes de una tendencia global que cobra fuerza desde hace tiempo en el sector: la del cada vez mayor potencial de los portacontenedores.

La capacidad de los buques creció de forma considerable durante las últimas décadas hasta el punto de que en 2016 los buques para más de 10.000 TEUs representaban ya el 25% de la flota global, 20 puntos porcentuales más que un lustro antes. Hoy gigantes como el Tessa superan ya los 24.000.

¿El porqué del estirón?

Básicamente un intento por reforzar la rentabilidad del transporte. A mayor capacidad de carga, mayor número de contenedores en tránsito y mayor reparto de costes. Todo eso con un telón de fondo marcado por el alza de demanda y la presión de las propias empresas para que las navieras rebajen sus tarifas. Se calcula que hoy en día alrededor del 90% de los bienes comercializados se transportan por mar, lo que explica que solo en 2021 se encargaran 561 portacontenedores.

Scroll to Top