Es lo que es

Arquitectura y juego: Un enfoque lúdico para crear espacios más agradables

Comparte en

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Considere sus mejores recuerdos de la infancia: es probable que estén dominados por momentos de juego, desde aprender a andar en bicicleta o jugar a la mancha con sus amigos en la escuela, hasta marcar el gol de la victoria para su club de fútbol local.

Por: Jaim Lieder – Meer / Traducción libre del inglés de Morfema Press

El juego tiene la capacidad de elevar e inspirar y está directamente asociado con la alegría. Es una necesidad humana inherente que beneficia a nuestros cuerpos y mentes a lo largo de nuestras vidas. Conduce a la formación y mantenimiento de relaciones sanas, mejora la creatividad y la productividad, e incluye momentos de profunda concentración que nos permiten aprender y absorber.

¿Qué pasaría si el concepto de juego pudiera traducirse y mejorar los entornos en los que vivimos? ¿Qué sucede cuando un sentido de diversión se integra cuidadosamente en la forma en que diseñamos y entregamos edificios?

En un estudio reciente en la universidad, se nos encargó diseñar una escuela secundaria vertical. Para aquellos que no están familiarizados con esta tipología, a medida que avanza la urbanización, hay una mayor demanda de escolarización en áreas urbanas densas. Estas escuelas están restringidas horizontalmente debido al tamaño limitado de los lotes y, por lo tanto, se ven obligadas a elevarse verticalmente. Este estudio proporcionó el campo de pruebas perfecto para explorar la confluencia del juego y la arquitectura. El concepto de juego era particularmente pertinente para esta tipología dada la demografía de los usuarios y la naturaleza del espacio. Fue una oportunidad ideal para imaginar formas de reinventar el entorno escolar tradicional, que normalmente toma la forma de un complejo industrial austero con una secuencia de aulas monótonas conectadas por pasillos lúgubres dentro de paisajes sin inspiración.

Hotel Marqués de Riscal en España, del arquitecto Frank Gehry

Después de varias semanas de investigación, nuestro grupo descubrió que existe una gran oportunidad para mejorar el bienestar y el rendimiento de los estudiantes y el personal empleando un enfoque lúdico en la estructura construida del edificio y los espacios interiores. Un enfoque lúdico de la arquitectura fomenta un estilo de aprendizaje más relajado y creativo y brinda alegría a sus usuarios.

Existe una oportunidad innata de aumentar la calidad de los espacios que diseñamos cultivando una actitud lúdica marcada por la imparcialidad, la curiosidad genuina y la apertura mental. Un toque de diversión puede transformar cualquier entorno en uno que deleite e inspire a sus usuarios, mejore el bienestar y fomente la conexión social. Permitir que los sueños, la imaginación y la verdadera libertad creativa participen en el proceso de diseño puede hacer que la arquitectura sea más inventiva e interesante.

A lo largo de la historia, los conceptos lúdicos se han utilizado en la arquitectura para producir espacios más activos y dinámicos que faciliten experiencias más creativas y placenteras. En la década de 1960, la arquitectura posmoderna ganó mucha popularidad. El posmodernismo marcó el comienzo de una profusión de diseños extravagantes y extravagantes que eran cualquier cosa menos minimalistas, como una respuesta aguda al estilo modernista, que se basaba en la premisa de que la simplicidad era atractiva. Este estilo ha remodelado paisajes de todo el mundo con colores llamativos, referencias a los estilos clásico y gótico, el uso de varios materiales y formas, y un aire divertido. Considere los siguientes 3 ejemplos en los que un enfoque lúdico de la arquitectura produjo un resultado de construcción superior.

Edificio Dr. Chau Chak Wing, Sídney

No necesito mirar más allá de mi patio trasero para descubrir un gran edificio posmoderno que emplea una estrategia lúdica para crear un verdadero ícono: el edificio Dr Chau Chak Wing, a menudo descrito como una «hermosa bolsa de papel marrón aplastada».

El proyecto insignia del plan maestro del campus de la ciudad de la UTS (Universidad de Tecnología de Sydney) de más de mil millones de dólares es el primer edificio del famoso arquitecto Frank Gehry en Australia.

Gehry, anteriormente Goldberg, es uno de los arquitectos más célebres del mundo y una figura clave en la arquitectura posmodernista. Gehry es conocido por sus estructuras que desafían la física y que han transformado ciudades deterioradas en puntos de acceso turístico.

El edificio de la escuela de negocios es un hito junto con la ‘cinta cultural’ que se extiende desde la Ópera de Sydney hasta la UTS. En el interior, la estructura caprichosa crea un entorno de aprendizaje estimulante, mientras que la fachada de ladrillos danzantes deleita a los transeúntes.

Utilizando cinco tipos de ladrillos hechos a medida, se colocaron a mano 320.000 ladrillos para construir la fachada en mosaico. Dato curioso: los ladrillos eran tan difíciles de colocar que el maestro albañil Peter Favetti salió de su retiro.

Pirámides, Ámsterdam

Pirámides de Soeters van Eldonk Architecten es otro ejemplo de arquitectos que adoptan un enfoque audaz y divertido.

Pirámides es un notable bloque de viviendas, escuela y un área pública en forma de dos estructuras piramidales. Cada lado de la pirámide es único. Los lados inclinados brindan terrazas espectaculares para los apartamentos y ofrecen una transición sólida a las residencias de cuatro pisos circundantes.

Con su forma lúdica y su fachada de color rojo intenso, el edificio brilla en su contexto sencillo, dando a toda la zona una energía completamente nueva.

El distrito de diseño de Greenwich

Este es un proyecto ambicioso en el este de Londres que combina la diversidad de las industrias del arte, el diseño, la tecnología, la cocina y la música, es un enfoque increíblemente creativo y lúdico para el proceso de desarrollo y diseño. El plan maestro fue entregado de una manera sin precedentes y extremadamente ambiciosa por ocho estudios de arquitectura emergentes, cada uno de los cuales recibió el encargo de diseñar dos edificios sin saber qué estaban diseñando los demás. El resultado: una increíble fusión de edificios con divertidos contrastes que evocan un vecindario lleno de energía y encanto para tipos creativos. Este enfoque innovador permitió a los desarrolladores y arquitectos llevar a cabo la difícil tarea de crear «algún lugar» de la «nada».

Animo a los arquitectos y desarrolladores a colaborar en la búsqueda de métodos para incorporar un sentido de diversión e intriga en sus proyectos para el beneficio tanto del individuo como del colectivo. Contribuyamos a la experiencia del usuario creando entornos más dinámicos que despierten sus emociones y los hagan un poco más felices después de experimentar nuestro edificio. Hagamos que la arquitectura sea divertida de nuevo.

Scroll to Top