Es lo que es

La ciencia explica por qué el whisky sabe mejor con agua

Comparte en

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

El whisky es una de las bebidas alcohólicas más consumidas a nivel mundial y una de las más saludables. Esta se obtiene de la destilación de cereales como el trigo, la cebada, la malta, el centeno o el maíz y se envejece o añeja en barricas, tradicionalmente hechas de madera; y es consumida muchas veces junto a un vaso de agua.

Por: Revista Semana

En un estudio publicado en la revista Scientific Report se conoció el por qué el agua hace que sepa mejor el whisky. Björn Karlsson, quien junto a Ran Friedman, llevaron a cabo esta investigación en la Universidad de Linnaeus, en Suecia y explicaron que “encontramos unos resultados que vienen a reafirmar la noción de que el whisky se debe mezclar con agua para que sepa mejor”.

Por medio de una simulación computarizada, los dos científicos recopilaron la forma cómo las moléculas de etanol se comportaban en contacto con el agua. Así mismo, otro componente de estudio fue el guaiacol, el cual de al whisky ese aroma característico ahumado y amargo. Al diluir el whisky hasta 25%, con agua, el guaiacol emergió, liberando de esta manera estos aromas.

De este modo, el estudio reveló que cuando el licor tiene un porcentaje de alcohol igual o superior al 40 %, las moléculas de guaiacol tienden a quedarse dentro del cuerpo del líquido. En cambio, cuando el porcentaje de alcohol disminuye hasta llegar al 25 %, estas moléculas se acercan a la superficie del líquido, arrastrando consigo el aroma ahumado y el sabor del whisky.

El agua ayuda no solo a dilatar los sabores y volverlos más intensos, sino también a disminuir el sentimiento del alcohol en la boca, una característica muy apreciada por aquellos que prefieren sabores suaves en su paladar.

Expertos recomienda añadir la mitad de agua de la medida de whisky que se tiene en el vaso. En comparación con otros licores, agregar agua al whisky produce el mismo efecto que oxigenar un buen caldo mediante la decantación. Ahora bien, la temperatura del agua es un factor muy importante, por lo que se recomienda una temperatura ambiente; sin embargo, entre más fría este el agua, menos se percibirán los matices del whisky.

Tipos de whisky más reconocidos

El escocés: mejor conocido como ‘scotch’. Este whisky es destilado solamente en Escocia y quizá uno de los más reconocidos y mejor posicionados en el mundo.

El irlandés: este whisky se produce con base al destilado de la fermentación de cebada y es muy común en ellos el triple destilado.

El canadiense: es un ‘whiskey’ derivado de una mezcla de cereales: cebada, maíz y trigo, y en ocasiones, centeno. Su destilado debe llevarse a cabo durante tres años.

El estadounidense: se produce prioritariamente a partir de maíz, que se fermenta al menos un par de años en barricas de roble.

De esta manera, también es importante conocer que el consumir wiskey de forma moderada aporta múltiples beneficios para la salud. Según un estudio realizado en Estados Unidos, el consumo moderado de esta bebida alcohólica mejora los problemas del corazón y evita el desarrollo de una diabetes.

Otros beneficios de consumir whisky con moderación

  • Al ser una bebida rica en antioxidantes, ayuda a combatir los radicales libres, una de las principales causas del envejecimiento.
  • Reduce en un 50% la posibilidad de sufrir un derrame cerebral. Se recomienda un trago diario.
  • Reduce las posibilidades de padecer diabetes.
  • Ayuda a bajar de peso, ya que el whisky no contiene grasa y es muy bajo en carbohidratos.
  • Disminuye los niveles de estrés y permite calmar la ansiedad.
  • Mejora la digestión. Expertos recomiendan beber entre 1 a 6 vasos de whisky por semana, ayuda a prevenir la demencia y algunas otras enfermedades mentales.
Scroll to Top