Es lo que es

Chevrolet Corvette Super Sport Concept: Un auto muy especial de 1957 que podría valer $ 2 millones

Comparte en

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Aunque salió de la fábrica en 1956 como un Corvette rojo con capota blanda hidráulica, Chevrolet eligió a este auto entre muchos y lo convirtió en un auto de exhibición especial diseñado para mostrar su último avance tecnológico: el sistema de inyección de combustible Rochester Ramjet.

Por: Morfema Press / Carscoops

Pero los anunciantes de Chevrolet no eran tontos y sabían que tenían que hacer más que poner un motor nuevo y elegante en el automóvil antes de que pudiera salir a la gira. Así que lo pintaron de un blanco perlado especial, le agregaron una franja azul en honor a los autos de carrera que acababan de competir en Sebring ese año e instalaron algunas burbujas de plexiglás de inspiración aeroespacial para hacerlo más especial.

Su creación recibió el nombre de Chevrolet Corvette Super Sport de 1957, y fue el primer automóvil en la historia de la marca en llevar el nombre que fue utilizado por muchos de sus vehículos de más alto rendimiento hasta bien entrado este siglo.

Los múltiples dueños de este Corvette

Después de completar su gira por Estados Unidos, el automóvil fue vendido a Shurley Wilsie, socio de Wilsie-Kelley Chevrolet, en Caro, Michigan. Se trasladó entre los concesionarios antes de venderse a un comprador privado en Albuquerque en los años 60. Desafortunadamente, estuvo involucrado en una carrera callejera allí y se estrelló.

Durante años, el automóvil se compró y vendió, pero nunca se restauró hasta que, en 1997, finalmente recibió el tratamiento que se merecía. A pesar del accidente, o quizás debido a él, el Corvette Super Sport conservó todas y cada una de las características originales aplicadas por GM Styling en 1957 y la transmisión solo había recorrido 7 mil kilómetros.

Originalidad total

Eso significaba que el motor ahora conserva su inyector de combustible del primer diseño original, sus líneas de distribución de combustible de doble araña originales y su filtro de aire cromado de rejilla de una pieza, el maletero todavía está terminado en su alfombra azul original y tiene el gato y la manija originales, llave de tuercas, llanta de repuesto y más.

El propietario aún conserva los neumáticos originales, que cuentan con las banderas cruzadas del Corvette en las paredes laterales. Se cree que estos son uno de los cinco conjuntos que se han producido y el único conjunto restante que existe en la actualidad.

Completamente restaurado y devuelto a su estado de exhibición, el Corvette Super Sport ha ganado el codiciado Premio Heritage de la Sociedad Nacional de Restauradores de Corvette, así como el Premio Presentación de Autos Significativos en el Concurso de Amelia Island 2017, entre otros.

Ahora lo está vendiendo el propietario que lo restauró por primera vez en la subasta Kissimmee 2022 de Mecum. Como resultado de su singularidad y sus numerosos premios, se estima que podría venderse por hasta 2 millones de dólares.

Scroll to Top