Es lo que es

Detrás de las bambalinas, media vaca. Por Carlos Blanco

Comparte en

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

1. Acaba de producirse una nueva presentación del G4. Como algún ocurrente colocó con la presentación de NetflixCese de usurpación, gobierno de transición y elecciones libres/4ta temporada (Atelier Venezolano/Facebook). Varios querían dejar a Guaidó como rey sin corona, para que el G3 y ¾ pasara a controlar decisiones y bienes de la República en el exterior. Estados Unidos se opuso con firmeza y quedó un presidente interino con las atribuciones recortadas, se mantiene el cogobierno con algunos disimulos, y, en definitiva, como relaté la semana pasada sobre las historias de Rionegro, procedieron a ajusticiar media vaca o –como dirían los optimistas profesionales– dejaron viva a media vaca, medio interinato:

“El alcalde de mi pueblo,

en uso de facultades legales y, considerando:

que el pueblo de Rionegro se sobra con media res,

resuelve: artículo único, mátese media vaca, mátese media vaca”.

2. La modificación en primera discusión de la Asamblea Nacional la semana pasada tuvo el propósito de despojar a Guaidó del manejo de los bienes, lo que en términos prácticos significaba sustraer a su partido político la primera decisión en la materia. Ha sido un tejemaneje compartido, pero donde ha habido la primacía de los suyos. Los partidos que han cogobernado querían ahora gobernar a plenitud sobre los activos venezolanos en el exterior y tomar las decisiones administrativas que son indispensables. El juego de presiones determinó una modificación en la forma, pero no en el fondo.

3. Como dice la diputada Dignora Hernández, quien salvó su voto: “Este proyecto no solo otorga la continuidad al gobierno interino, sino también la continuidad de la Comisión Delegada, órgano a través del cual el G4 se garantiza el control de la gestión del gobierno interino. La Comisión Delegada está integrada por el presidente de la asamblea, los vicepresidentes y los presidentes de las comisiones permanentes, más el secretario y el subsecretario de la Asamblea Nacional, recordemos que todos estos cargos fueron repartidos entre miembros del G4 a inicios del período parlamentario. De allí de que no cabe duda que a través de este órgano estos 4 partidos seguirán controlando la gestión del gobierno interino”.

4. Como se sabe, el viento se llevó el “cese de la usurpación” junto al aire juvenil y renovador que el interinato alguna vez tuvo. Ahora quedan los hechos duros del poder: el funcionamiento del engranaje, para el cual los partidos del G4 han pasado a ajustar las tuercas. La reforma del Estatuto de la Transición fue acordada el 27 de diciembre pasado. Ante el grito en el cielo de los que sostienen la continuidad indefinida de Guaidó, procedieron a modificarlo el 3 de enero sin alterar la esencia de lo que querían hacer, dejar el interinato a merced de las decisiones de la AN, seudónimo del G4.

5. A título de ejemplo véase lo siguiente, el 27 de diciembre aprobaron esto: “Artículo 15. El presidente de la Asamblea Nacional actuará como encargado de la Presidencia de la República Bolivariana de Venezuela a los únicos efectos de dirigir la protección de los activos del Estado en el extranjero y defender la democracia. Ejercerá sus funciones bajo los lapsos y circunstancias determinados en el artículo 12 del presente Estatuto. Sus actos serán dictados con sujeción a la Comisión Delegada de la Asamblea Nacional”. Y el 3 de enero esto: “Artículo 15. El presidente de la Asamblea Nacional actuará como encargado de la Presidencia de la República Bolivariana de Venezuela a los efectos de defender la democracia y dirigir la protección de los activos del Estado en el extranjero. Ejercerá sus funciones bajo los lapsos y circunstancias determinados en el artículo 12 del presente Estatuto y la Constitución. Sus actos serán objeto de las potestades de control de la Asamblea Nacional”. Lo único que quitaron en la segunda versión es la palabra “únicos”.

6. En política exterior, la versión del 27 de diciembre decía: “Artículo 16. La Comisión Delegada, en representación de la Asamblea Nacional, coordinará la política diplomática y establecerá los lineamientos de las relaciones exteriores de la República. A tal efecto podrá designar representantes diplomáticos en los países que reconozcan la legitimidad de la Asamblea Nacional electa el 6 de diciembre de 2015, y solo mientras persista ese reconocimiento. Estos ejercerán sus funciones bajo los lapsos y circunstancias determinados en el artículo 12 del presente Estatuto y sus actos serán sometidos a las funciones de control de la Asamblea Nacional. Los representantes diplomáticos antes mencionados podrán actuar en materia de organización, atención y apoyo a ciudadanos venezolanos en el extranjero”. En la del 3 de enero: “Artículo 16. El presidente de la Asamblea Nacional podrá, actuando como encargado de la presidencia de la República Bolivariana de Venezuela, en el marco de sus funciones ejecutivas establecidas en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y en el artículo 15 del presente Estatuto, designar jefes de misiones diplomáticas ante los países que reconozcan la legitimidad de la institucionalidad derivada de la Asamblea Nacional electa el 6 de diciembre de 2015, solo mientras persista este reconocimiento. La Comisión Delegada autorizará las designaciones de los jefes de misión diplomática en los términos establecidos en la Constitución y estos ejercerán sus funciones bajo los lapsos y circunstancias establecidas en el artículo 12 del presente Estatuto, sometidos a las potestades de control de la Asamblea Nacional”. En la primera versión la Comisión Delegada designaba, en la reciente aprobada esta Comisión autoriza: Guaidó propone y esta dispone.

7. Sobre la defensa de los activos. El 25 de diciembre se aprobó en el artículo 17 que “la Comisión Delegada podrá: 1. Designar Juntas Administradoras ad-hoc para asumir la dirección y administración de institutos públicos, institutos autónomos, fundaciones del Estado, asociaciones o sociedades civiles del Estado, empresas del Estado, incluyendo aquellas constituidas en el extranjero, y cualesquiera otros entes descentralizados, a los fines de designar a sus administradores y, en general, adoptar las medidas necesarias para el control y protección de sus activos. 2. Constituir fidecomisos o cualesquiera otros instrumentos contractuales y financieros que permitan defender de manera más eficiente y transparente los activos del Estado en el extranjero”. El 3 de enero la Comisión Delegada es competente para: 1.Autorizar el nombramiento o la remoción de las personas que a tal efecto haya presentado el presidente de la Asamblea Nacional actuando como presidente encargado de la República en todo lo relacionado a las juntas administradoras ad-hoc para asumir la dirección y administración de institutos públicos, institutos autónomos, fundaciones del Estado, asociaciones o sociedades civiles del Estado, empresas del Estado, incluyendo aquellas constituidas en el extranjero, y cualesquiera otros entes descentralizados, a los fines de designar a sus administradores y, en general, adoptar las medidas necesarias para el control y protección de sus activos. 2. Autorizar instrumentos contractuales y financieros que permitan defender de manera más eficiente y transparente los activos del Estado en el extranjero, tras propuesta formulada por el presidente de la Asamblea Nacional actuando como presidente encargado de la República”. En este sentido, el interino propone y la autoridad administrativa se mantiene en el G4.

8. Sobre Pdvsa. El 27 de diciembre se aprobó: “Artículo 36. Ante los riesgos en que se hallan Pdvsa y sus filiales como resultado de la usurpación referida en el Capítulo II del presente Estatuto, y mientras persiste tal situación, la Asamblea Nacional podrá designar la Junta de Administración ad-hoc de Petróleos de Venezuela S. A. (Pdvsa) de conformidad con el artículo 18 de este Estatuto, para que ejerza los derechos que corresponden a Pdvsa como accionista de PDV Holding, Inc.”. El 3 de enero: “Artículo 36. Ante los riesgos en que se hallan Pdvsa y sus filiales como resultado de la usurpación referida en el Capítulo II del presente Estatuto, y mientras persiste tal situación, la Asamblea Nacional, a través de la Comisión Delegada, autorizará los nombramientos propuestos por el presidente de la Asamblea Nacional actuando como presidente encargado de la República para la designación de los miembros de la Junta de Administración ad-hoc de Petróleos de Venezuela S. A. (Pdvsa) de conformidad con el artículo 17 de este Estatuto, para que ejerza los derechos que corresponden a Pdvsa como accionista de PDV Holding, Inc. De igual forma, la remoción de cualquiera de sus miembros requerirá la autorización de la Asamblea Nacional, a través de la Comisión Delegada, previa solicitud del presidente de la Asamblea Nacional actuando como presidente encargado de la República”.

9. Como se observa, Guaidó pasa a ser el gerente de una operación cuya autoridad reside en la Asamblea Nacional. El interino propone y el dios de la AN, mutada en G4, dispone. No es la propuesta original de la desaparición del interinato por la vía expedita de un, dos, tres; sino la defunción organizada hasta en sus más mínimos detalles. Por supuesto que todos los factores que allí intervinieron dirán que ganaron: los unos porque consagran el control, los otros porque le dejan a Guaidó la contingencia de proponer.

10. Lo que es más interesante de toda esta historia es la desaparición de la Asamblea Nacional que se arroga el control mencionado: “Artículo 12. En virtud de lo establecido en el artículo anterior, la continuidad constitucional del Poder Legislativo Nacional será ejercida por la Asamblea Nacional electa el 6 de diciembre de 2015, la cual funcionará a través de la Comisión Delegada hasta por doce (12) meses continuos a partir del 4 de enero de 2022 o hasta que, dentro de ese lapso, se restablezca el orden constitucional y democrático”. Es decir, nada de un Poder Legislativo en funciones sino un grupo de parlamentarios que son los dirigentes del G4.

11. Todo lo anterior se ha comido mi artículo sobre disquisiciones que a casi nadie interesan. Si alguien ha tenido la paciencia de llegar hasta aquí, solo diré algo breve: lo anterior es una representación en un escenario construido al efecto, con actores principales y secundarios, con los dramáticos y los cómicos, con todos los ingredientes de una mala obra de teatro. Lo que está detrás es: “23 muertos en Arauca: Colombia identificó a 15 y 4 de ellos son venezolanos”, “El ELN mantiene una estrategia muy radical de expansión, frecuentemente llegando a los territorios donde quiere expandirse transmitiendo a las bandas criminales que operan allí el mensaje: ‘O te unes a nosotros, o te aniquilamos’: Alberto Ray”, “¿Está la guerrilla colombiana adueñándose del río Orinoco?”, “Battistini: Maduro ha entregado nuestra soberanía territorial a grupos irregulares”, “Reportan por lo menos 7 muertos en enfrentamientos ocurridos en Barrancas del Orinoco”. Esto es solo lo de estos días recientes.

@carlosblancog

Scroll to Top